La importancia de alimentar bien a nuestras mascotas caninas: pequeñas claves para una buena alimentación

La salud de nuestros perros depende mucho del tipo de alimentación que tengan. Como la de los humanos, una alimentación basada en nutrientes y moderada en grasas, consigue una gran mejora en cada ámbito de su vida.

La mayoría de las personas dan a sus perros alimentos especiales para ellos, asegurándose que su alimentación tenga todos los nutrientes que necesitan para una correcta alimentación, ya sea una comida ya deshidratada o en lata.
En cuanto a los piensos secos, es muy importante la calidad y la marca, ya que es preferible y recomendable que siempre sean de gama alta. Este tipo de alimentación mantiene la dentadura limpia y además suelen ser más equilibrados para tu mascota.
También hay que escoger uno que se adapte a la edad del perro, la raza y sus necesidades. Actualmente, hay una gran variedad de piensos y muchas veces es difícil saber cuál será mejor para ellos. Lo mejor es consultarlo con tu veterinario o si lo hacéis en nuestro establecimiento, “Petirrojo” os aconsejará sobre cualquier duda.

En cuanto a la comida húmeda o enlatada, tiene menos nutrientes ya que está compuesta por un 80% de agua. Suele ser también un poco más caro, y esta pensado para perros pequeños que necesitan poca cantidad de comida. A pesar de los inconvenientes, a los perros les suele gustar más; por eso hay mucha gente que mezcla el pienso seco con la comida húmeda, para conseguir mantener los nutrientes y hacer una comida más apetitosa para el animal.

Si queréis complementar la alimentación con otro tipo de comida casera podéis hacerlo, pero hay que vigilar lo que se le da. Muchas personas suelen dejarles sobras como pequeños huesos de pollo, pero hay que tener cuidado que no se le puedan astillar clavándose en la garganta o que puedan provocarle heridas o posibles ahogamientos.
También hay que evitar los productos lácteos, ya que pueden producir problemas gastrointestinales a los perros, jóvenes o adultos por la dificultad en su digestión; el chocolate puede ser tóxico y puede provocar vómitos diarreas y incluso hiperactividad.

Darle una buena salud a tu perro es sinónimo de felicidad en la relación mascota-dueño, y alargará la vida a tu animal. Las claves son el ejercicio físico y una alimentación variada.

 

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.