La temporada de cría de canarios

La cría de canarios en el hogar requiere dedicación y es un arte que muy pocos tienen la paciencia para hacer. En este artículo queremos dejar claro una serie de premisas y consejos para la cría de canarios, y te parezca una experiencia  bonita y agradable.

 Tener una jaula de cría con separadores.

Lo que hay que tener claro desde el principio, es que es necesario o muy recomendable tener una jaula de cría en casa para poder conseguir los resultados esperados.  También hay que saber que los canarios en general no suelen ser aves muy sociables, y por tanto será necesario tenerlas en jaulas separadas fuera de la temporada de cría.  Si no hacemos eso, puede que el proceso de cría no salga de forma adecuada, y si vive junto a otros machos se pueden producir peleas  o atacar a una hembra si ésta los rechaza por algún motivo.

En petirrojo, tenemos varios tipos de jaulas de cría según el número de aves y el tipo de cría que se quiera realizar. Las podrás encontrar aquí: http://www.petirrojo.com/60-jaulas-de-cria

Preparación de la jaula de cría y el nido

Para que la cría sea agradable y exitosa, coloca la jaula de cría en un lugar tranquilo, lejos del paso frecuente de personas y animales. Para garantizar la salud de la pareja de aves, es recomendable limpiar y desinfectar la jaula con productos adecuados.

Otro de los factores importantes es conseguir el nido apropiado. Evita los nidos cerrados, porque será más difícil revisar cómo funciona el proceso de incubación, y en cuanto al material del nido puede ser de muchas maneras: con fibras naturales, plástico o metal.

Los primeros pasos de la época de reproducción temporada reproductiva, las hembras de canario comienzan a hacer su nido, recolectando los materiales que encuentran a su alrededor, como papeles, plantas o plumas. Mucho mejor si le puedes facilitar el trabajo dándole accesibilidad a materiales naturales y más confortables que podrás encontrar aquí: http://www.petirrojo.com/buscar?controller=search&orderby=position&orderway=desc&search_query=lecho+&submit_search=

 El primer encuentro

La forma que os aconsejamos para hacer un primer encuentro en la pareja es con la jaula de cría, que cuentan con una división vertical. En cuanto veas que están preparados, retira la división y deja que  se conozcan en las jaulas separadas. Cuando notes que entre ellos hay cada vez más acercamiento -sobre todo el comportamiento del macho- retira la división de la jaula y espera a ver lo qué pasa.  Si el macho comienza a picotear a la hembra de forma agresiva, vuelve a separarlas e inténtalo otra vez más tarde o en unos días. Eso sí, no desesperes.

La puesta

Una vez se haya realizado la reproducción y la hembra ponga los huevos, hay que asegurarse que las crías nazcan al mismo tiempo. ¿Y qué hacer? Sencillo: se tendrán que reemplazar los huevos verdaderos por otros de plástico. Una vez la hembra haya puesto todos los huevos, vuelve a cambiarlos por los huevos originales.

Una vez están todos, la hembra comienza a empollar, y en unos tres días deberás revisar los huevos -míralos a trasluz- para ver si contienen o no un embrión. Si están vacíos, vuelve a revisarlos a los cinco días. Si finalmente no están fecundados, retíralos y espera a que haya una nueva puesta de la hembra. Esto puede ocurrir y es bastante frecuente, así que no debes preocuparte demasiado.

El cuidado de las crías

Las crías, si todo va bien, nacen pasados unos 14 días desde que la hembra comenzó a empollar todos los huevos. Los canarios nacen ciegos, sin plumaje y no necesitan más ayuda que la de los cuidados de sus progenitores. Eso sí, puedes facilitarle la tarea cambiándoles frecuentemente el agua y alimentarles con comida para canarios de buena calidad, con una mezcla de semillas y vitaminas.

Para las crías, la dieta más apropiada se hace a partir de una ración diaria de pasta de cría fortificante, fruta o agua de vitaminas para aves. Aquí encontrarás todo lo necesario para su alimentación: http://www.petirrojo.com/62-canarios

Momento de abandonar el nido

Cuando ya hayan transcurrido unas tres semanas,  las crías (ya no tan crías) estarán lo suficientemente desarrolladas como para mudarse a su propia jaula.

Una vez hecho eso, la pareja reproductora se queda a solas de nuevo en la jaula, y puedes a cambiar el nido para dejar paso a una nueva camada. Si todo va bien, una pareja reproductora bien alimentada con una buena alimentación puede producir hasta tres nidadas en una misma temporada de cría.

You may also like...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.